Asesor Empresa Familiar

El cambio es la razón de ser del Asesor y Consultor en la Empresa Familiar. Vivimos un momento histórico en el que por primera vez empiezan a convivir, como nunca antes lo había hecho, varias generaciones en una misma organización. En ese sentido, muchas Empresas Familiares se encuentran no sólo ante su primer relevo generacional sino también ante la posibilidad de que la siguiente generación sea también protagonista de la continuidad del futuro de la Empresa Familiar.

El camino hacia el éxito de la empresa familiar en los próximos años pasa por una transformación estratégica hacia una mayor profesionalización de su actividad empresarial y fundacional. El relevo generacional es una excelente inversión empresarial para la continuidad del negocio familiar.

En muchas familias no hay costumbre de sentarse a dialogar debido a los choques generacionales y se hace precisa la intervención de un tercero que contribuya a objetivar los conflictos. Es por ello por lo que el fundador o fundadores, o miembros del grupo familiar, identifican la necesidad de contar con un profesional que ayude a solucionar los conflictos que puedan surgir en el seno de la familia y de la empresa familiar.

Fruto de un camino recorrido durante más de 25 años, en los que he superado barreras y me he levantado en varias ocasiones, me hacen conocedor de muchas de las dificultades por las que pasan las familias empresarias. Como consecuencia de ello, destaco dos grandes Retos a los que se enfrenta la Empresa Familiar, y que configuran las áreas de actuación de mis servicios como Asesor de Empresas Familiares:

1. AFRONTAR UN NUEVO RETO GENERACIONAL.

2. COMPETIR Y CRECER EN UN NUEVO CONTEXTO EMPRESARIAL.

Bienvenidos a un espacio para conocer nuevas formas de Estrategias de Transformación en la gestión de Empresas Familiares.

La gestión del cambio como un proceso de vida común. La complejidad de los conflictos que existen en una familia empresaria requiere dialogar de forma ordenada sobre cuatro dimensiones de relevancia:

Intención de permancer unidos

Gobernanza y Estrategia

Capital Humano y Talento

Sucesión y Retiro

¿ Juntos o Separados ?

Hay que superar el conflicto de permanecer unidos

1

Sobre la intención y compromiso de trabajar juntos

¿ Cómo decidimos ?

Hay que tomar decisiones y tener una visión compartida

2

Aprender a decidir en los órganos de gobierno

¿ Estamos capacitados ?

Hay que tener a las personas idóneas y el talento adecuado

3

Capacidad de liderazgo para afrontar el desafío familiar.

¿ Venta o Sucesión ?

Hay que transferir propiedad y mando de forma planificada

4

Sucesión en la propiedad, mando en la empresa y retiro

Protocolo Sucesión Empresa Familiar

El Protocolo Sucesión Empresa Familiar es el instrumento que regula las relaciones entre los miembros de la familia y la empresa. Da respuesta a los problemas que pueden surgir a la hora de plantearse la titularidad, transición y gobierno de la Empresa Familiar y que puede llegar a afectar a las relaciones profesionales, económicas o sobre todo personales entre familia y empresa.

Se trata de un trabajo en la familia, en la empresa, y en la propiedad que abarca en su proceso componentes jurídicas, económicas y empresariales, pero sobre todo, conlleva un trabajo psicológico y emocional con la familia.

La labor a desarrollar está en obtener la cohesión, armonía y comunicación familiar en torno a la realidad de la empresa, haciendo compartir la visión o el sueño de futuro de los familiares, con el fin de obtener las reglas que la familia se da así misma para establecer sus relaciones familia-empresa.

Además lleva consigo una importante estructuración jurídica en aspectos fiscales, mercantiles y civiles que afectan al nivel accionarial, corporativo y operativo, pero han de ser complementarios al trabajo de la cohesión familiar.

Se trata por tanto de acuerdos interiorizados y legitimados por la familia en relación a los roles que han de asumir sus miembros respecto al liderazgo, propiedad, gestión, derechos económicos, etc., se solidifican las relaciones y se establecen las bases de futuro que permiten afianzar la continuidad. Se trata de articular un mecanismo de reflexión y unos pactos que aseguren la continuidad de las sociedades de carácter familiar en un entorno cambiante, globalizado y competitivo, dotándolas de una mayor profesionalización.

El Protocolo Familiar recogerá el conjunto de pactos o códigos de conducta que suscriben los miembros del grupo familiar para garantizar la permanencia de la empresa como criterio único de actuación.

La forma de gobierno actúa igualmente desarrollada dentro del Protocolo Familiar como herramienta de gestión, siendo ésta la única manera de disminuir el impacto de los problemas en la empresa familiar. Los miembros de la familia acuerdan como tomar las decisiones para asegurarse que, tanto la familia como la empresa, hacen lo que tienen que hacer de forma ordenada para hacer realidad el sueño familiar, empresarial y patrimonial.

El Protocolo Familiar además de favorecer el cambio generacional, contribuye al equilibrio entre las cuestiones empresariales y familiares. Será necesario por tanto delimitar exactamente los intereses de la familia y los de la sociedad, para evitar injerencias de un lado o de otro. El equilibrio entre ambos campos de intereses permitirá prevenir y anticiparse a los conflictos.

El Protocolo Familiar tendrá como contenidos destacados:

  • Forma societaria de la empresa familiar.
  • Capitulaciones o convenios matrimoniales.
  • Disposiciones testamentarias y Donaciones.
  • Pactos entre socios; acuerdos sociales y estatutarios.
  • Regulación de la propiedad y administración acciones/participaciones.
  • Derechos inherentes a la condición de miembro de la familia.
  • Política de contratación de familiares en la empresa y su retribución.
  • Responsabilidad empresarial: conducta empresarial y compromiso social.
  • Mecanismos para le resolución de conflictos.
  • Normas que regirán la transición.
  • Armonía Familiar.
  • Formación de los accionistas.
  • Plan de contingencia.
  • Aquellos que los familiares consideren incluir.

Señales que indican la necesidad de contratar un Asesor Externo en la Empresa Familiar:

  • La empresa familiar no cuenta con un plan de negocios o plan empresarial estructurado que sirva de guía para planificar el futuro.
  • La empresa familiar considera que las ganancias del negocio pueden dar mucho más y el conocimiento del negocio le dice que hay oportunidades de duplicarlas o triplicarlas.
  • La economía global pasa momentos de crisis, las ventas del negocio están estancadas, los costos fijos siguen aumentando y los márgenes son cada vez menores.
  • Existe una escasez en el flujo de caja que se manifiesta en un estrés constante para priorizar los pagos de las plantillas, las cuentas de los proveedores y las cuotas de los bancos.
  • Bajos niveles de eficiencia en algunos departamentos de la empresa, alta rotación de personal, escaza motivación por parte del personal, empleados con carga excesiva de trabajo, atrasos en las entregas, deficiencias en el servicio.
  • La empresa debe incrementar su capacidad de producción para enfrentar la competencia o para aprovechar oportunidades que ofrece el mercado.
  • La empresa requiere de una inyección de capital, ser capaz de mejorar el capital de trabajo, su flujo de caja, para ingresar a nuevos mercados o para aumentar su capacidad de producción.
  • La dirección general o la Junta Familiar cuenta con escasa información útil sobre el mercado y la competencia.
  • Existencia de conflictos internos familiares que tensionan la toma de decisiones empresariales afectando directamente a la cuenta de resultados del negocio.

Ventajas de un Asesor Externo en la Empresa Familiar:

  1. Es una persona de confianza para hablar y resolver conflictos actuando como un agente de paz.
  2. Aporta una dimensión de neutralidad e imparcialidad que los demás no tienen por estar dentro del contexto de su Empresa Familiar.
  3. Incorpora una visión externa que aporta frescura y un enfoque distinto que enriquece las relaciones.
  4. Añade una experiencia en otros sectores.
  5. Establece nuevos nexos de unión y relaciones que elevan el networking de la empresa familiar a otros sectores y personas.
  6. No deberse a nadie: su éxito es el del asesorado.
  7. Mayor eficiencia: permite concentración para crecer.
  8. Introduce profesionalismo y buenas prácticas en poco tiempo.
  9. Genera nuevos hábitos: trabaja fuera de la zona de confort.
  10. Habilidad para los pequeños detalles que marcan la diferencia.
  11. Diagnostica problemas y plantea soluciones prácticas.
  12. Es un costo de oportunidad determinado y temporal. Es capaz de mejorar el negocio sin necesidad de aumentar plantilla.

Según la naturaleza del asesoramiento, las principales funciones deben ser entre otras:

  • Identificar los puntos claves de los conflictos.
  • Procurar el diálogo y entendimiento entre los miembros de la familia.
  • Proporcionar soluciones desde la práctica profesional.
  • No posicionarse y actuar de manera imparcial.
  • Comportarse con transparencia, conforme a normas y principios éticos y asumiendo plenamente las responsabilidades de todo tipo que puedan derivarse de su conducta.