La semana pasada tuvimos la suerte de contar con la presencia de El Ser Creativo por primera vez en Sevilla, aunque en una versión que acertadamente denominaron los organizadores como El Ser Creativo `EXPRESS´, pues nada comparable con lo que presenciamos todos los años en Madrid. Nada que objetar a los organizadores, ya que el esfuerzo por venir al Sur, se hizo más que notable gracias a la talla de los ponentes que compartieron sus enriquecedoras experiencias de vida.

A pesar de ello, no oculto mi asombro por lo lejos que está Sevilla de estas iniciativas que te permiten respirar la realidad de emprendedores y personas de renombrado éxito. Bagaje que está al alcance de muy pocos y que gracias a su generosidad, podemos tocar sin necesidad de acudir a otras ciudades. Una vez más, Sevilla deja pasar oportunidades que te conectan con las Ideas que cambian el mundo y con el futuro que nos va a tocar vivir en el que todos seremos protagonistas. En cualquier caso, ocasiones de este tipo están al alcance de todos gracias, una vez más, a El Ser Creativo.

Margarita AlvarezDurante la tarde del jueves pudimos disfrutar de Margarita Álvarez, Directora de Marketing y Comunicación de Addeco, como maestra de ceremonia hilvanando las intervenciones de los ponentes con su `Organizarse para ser feliz´. Margarita destacó la importancia de “encontrar aquello que nos gusta”, y que “es nuestra obligación encontrar nuestra vocación”. Su anterior etapa en la que presidió el Instituto Coca-Cola de la Felicidad, le ha proporcionado una larga perspectiva sobre los avances en los últimos tiempos en un tema tan incipiente como la Felicidad, deleitándonos con algunas definiciones entre las que destacaba la de Eduardo Punset “la felicidad es la ausencia de miedo”. Uno de los momentos sobresalientes de la intervención de Margarita lo alcanzó con una de esas frases que cualquier profesional que trabaje en el área de recursos humanos debería aplicar, y que decía, “es más importante contratar actitud y luego desarrollar las habilidades”. En el mismo contexto de felicidad, hizo una parada obligatoria en Bután, país cuyo rey Jigme Singye Wangchuck, propuso en 1972 el término FIB, Felicidad Interior Bruta, como indicador para medir la calidad de vida de las personas. Tal es así que el FIB posee una definición cualitativa a través de un cuestionario capaz de medir las dimensiones que en sí contribuyen a la felicidad. Por tanto, me atrevería a afirmar que la Felicidad es ya hoy en día un indicador fiable, es una actitud en alza y como tal, debería ser un factor en la toma de decisiones, uno de los componentes de la productividad, y un pilar básico de la cultura empresarial. Yo iría incluso más lejos en la afirmación de Margarita sobre “deberíamos medir la Felicidad Interior Bruta en todos los países”; también deberíamos medir la FIB en todas las empresas. Why not?

Iñigo Juantegui, de La Nevera Roja, bajo el título `¿Colgar la corbata y apostar por un negocio innovador?´ hizo un recorrido por algunos conceptos claves que un emprendedor debería tener siempre presente donde “la idea no vale nada, lo importante es ejecutarla”. Muchos proyectos de ideas brillantes que se quedan en un camino lleno de buenos propósitos, y más aún, “grandes ideas para un negocio que aún no ha nacido, te llevarán al fracaso”. Juan continuó con su intervención de que para que una idea se convierta en un proyecto real, “la motivación; la capacidad y las ganas de hacer; son las claves para ello, pues no es tan difícil”. Juan acertó con lo que para mí es una de las esencias del liderazgo, el leitmotiv, donde expuso “es muy importante que te preguntes porque quieres montar tu empresa. El motivo llena la cantimplora”, aludiendo a los momentos difíciles por los que todos pasamos a lo largo de nuestras vidas en cuyo `desierto´ será imprescindible tener la cantimplora llena de agua para saciar la sed de la desesperanza, y encontrar el locus de control interno que nos guíe por los acontecimientos de nuestras vidas. Finalmente nos regaló otra bonita frase “si me dieran 8 horas para talar un árbol, emplearía 6 en afilar el hacha. Lincoln, Usad la cabeza y afilad el hacha!”.

Dani GarciaY llegó el turno del Chef Dani García, con su `Creatividad o muerte, palabra de Chef´. De Dani destaco su espontaneidad y naturalidad, estimulada por un hecho consumado de una larga trayectoria llena de varapalos y contratiempos, lejos de una imagen asociada a un éxito que sus palabras miden afirmando “la creatividad llega a ser frustrante” pero sobre todo “la creatividad es NO copiar”. Con franqueza y cercanía, Dani comenzó a cocinar su discurso mediterráneo en forma de gazpacho andaluz, “en Andalucía nadie había puesto gazpacho en un restaurante de alta cocina. Hoy el gazpacho de cerezas está en todas partes”, haciéndonos reflexionar con la pregunta “¿Es creatividad el gazpacho de cerezas o lo verdaderamente creativo es el que inventó el gazpacho? Ahí dejó eso! De sus experiencias, según sus palabras de frustración de su paso por Nueva York, declara que “viajar es un buen trabajo para la creatividad”. Cuando trabajo con empresas, siempre les insisto que cuidado con determinados recortes en viajes, pues viajar abre espacios inexplorados en un ser humano, proporciona a nuestra mente un nivel superior de conocimiento y experiencias que nos expanden hacia nuevos espacios de consciencia. Las palabras de Dani dejaron una frase en un contexto de gran calado, en una ocasión le dijeron que su cocina no salía de su interior, de él mismo, que tenía que dejar de leer y quemar todos los libros, que tenía que empezar a crear por el mismo; de ahí “la creatividad no es copiar”. No podemos ser creativos si estamos duplicando o imitando conceptos o ideas de otros. Copiar es bueno en su mejor argumento pero nunca cuando uno quiere llevar a cabo su propia idea, su propia creación. “Hay que ser diferente”, dijo Dani García. En un contexto de emprendimiento y siguiendo la línea de Margarita Álvarez sobre la felicidad, dejó otra de sus esencias culinarias en forma de creatividad afirmando “el dinero no compra la felicidad, pero si te da tiempo, y el tiempo proporciona libertad. La libertad te permite ser más creativo”. Por último, tuvo uno de esas cosas que visualizo en personas cuyo ejemplo a seguir lo muestran con su sentido más amplio de la humildad, reconociendo en un compañero la verdadera magnitud del éxito alcanzado y cuyo legado ha impactado en la vida de muchas personas. Alguien que ha creado el nuevo concepto de la creatividad a nivel mundial, y no puede ser otro que Ferrán Adriá, con cuya frase, Dani le prestó todo un merecido homenaje diciendo “el 95% de la creatividad en la cocina se llama Ferrán Adriá”. Dani concluyó su reconocimiento a la figura de Ferrán con una de sus frases “durante 15 años, solo YO… he creído en mi”, para ejemplificar que tenemos que creer en nosotros mismos si realmente queremos crear en un mundo `loco´ de incomprensibilidades y en el que “fracaso es no intentar las cosas”. Bravo! Dani, por tu plato de gratitud y generosidad, por tu “yo sólo se cocinar y es mi pasión”.

Javier Sirvent, autor de varias patentes industriales, visionario que “une cosas” entre el mundo de la ciencia y la tecnología, nos sedujo con un futuro PRESENTE que nos visita a la vuelta de la esquina, en el que el hombre y la máquina presentan un mundo de “Ciencia Ficción” preconcebido por la industria Hollywoodiense. Su intervención pitonisa `Los negocios del futuro fueron Ciencia Ficción´ invita a un nuevo modelo económico global, atreviéndose a afirmar que “en el futuro vuestro jefe será un Robot” acompañando algunos ejemplos cuyos vídeos mostraban modelos productivos donde ya existen robots ejecutando algunas de las tareas que hoy realizamos. Veíamos por ejemplo el salvavidas automático AirShow o los nuevos guerreros de la sociedad Foxbot. Los robots inteligentes ERO que construyen muros de hormigón frente a los ya conocidos que gestionan almacenes por si solos. También las ya famosísimas Google Glass, o los coches auto-conducidos de Google que según sus palabras estarán operativos en 5 años, o plataformas como Uber, son el futuro. Apelando al mismísimo Julio Verne “todo lo que una persona puede imaginar otros podrán hacerlo realidad”, Javier argumentó el futuro PRESENTE a través de películas, en su mayoría de Ciencia Ficción. Minority Report, Desafío Total, Avatar, Iron Man… ya pronosticaban una inteligencia artificial, la capacidad de leer la mente, los implantes de memoria, la estimulación magnética transcraneana, la electroencefalografía portátil, etc. Todo ello bajo un más que temido panorama en el que se atrevió a afirmar “faltan solo 140 años para que Avatar sea una realidad”. Javier nos dejó el dilema Evolución Tecnológica vs Amenaza Social con un mensaje de positivismo inspirado en el personaje de otra de sus películas, el entrañable Kun Fú Panda, invitándonos a vivir el presente que es lo que realmente está en nuestras manos.

Aprovecho para dejaros un vídeo de El Ser Creativo que Javier Sirvent grabó con las Google Glass:

El pasado 2 de octubre me acerqué a ver a Elsa Punset. Curiosamente parte de su intervención guardaba cierta similitud con lo aquí expuesto por Javier, asegurando “ya ha nacido la persona que va a vivir 1000 años”, haciendo referencia a ilustres como Gregory Stock, Aubrey de Grey y Ray Kurzweil.

El mundo que viene - Juan Martinez-BareaCierto o no todo esto, en una visión más pragmática y con claros ejemplos de lo que está sucediendo HOY, os invito a la reflexión a través de un libro que recientemente acaba de publicar un buen amigo, “El Mundo que viene”. Juan Martínez-Barea, director de la Fundación Eduarda Justo, nos invitó el pasado mes de septiembre a la puesta de largo de una obra que invita a descubrir por qué las próximas décadas serán las más apasionantes de la historia de la humanidad. “Está naciendo una nueva Era. La hiperconectividad, la aceleración tecnológica y la irrupción de más de 4.000 millones de personas de los países emergentes van a revolucionar nuestra sociedad y modificarán radicalmente cada aspecto de nuestra vida”. Os dejo artículo publicado en El Confidencial, leer > aquí.

Elena Baena, profesional del mundo de los recursos humanos en Adecco, se sumergió en una visión más transpersonal de las cosas donde “el miedo es algo natural, y todos tenemos un miedo social que en algún momento nos ha limitado”.  Elena escenificó con su mochila al mismísimo George Clooney protagonizando la película `Up in the Air´ donde “todos tenemos una mochila con nuestros conocimientos, experiencias y las cosas que nos gustan”. Finalizó con su querencia por los fogones presentándonos su verdadera llama interior en forma de proyecto y que tanto le ha costado fusionar con su etapa anterior en la vida, el Gastrocoaching. Nos dejó con un “Atrévete a saber. Que sepáis atreveros.” Gracias! Elena.

Ansioso por ver a Javier Cacho, pues el sonido del SILENCIO del año pasado en Madrid, dejó a más de uno pensativo en algún lugar de la Antártida, escuchando sus PISADAS hasta que el VIENTO rompió a soplar con fuerza. Javier recorrió la hazaña de “El indomable, Ernest Shackleton, el explorador que nunca llegó al Polo Sur” como lleva por título su reciente libro. Conocedor de esos entornos, trazó aquellas “características que tiene que tener un líder en condiciones extremas” destacando por encima de todas ellas la del Optimismo. Shackelton era optimista. En un bote de 5 metros cruzo uno de los peores mares para salvar a sus hombres. Shackelton sabía hacer equipo, buscaba lo mejor de cada uno. “Cuando buscaba gente incluso les preguntaba si sabían cantar” comentó Javier Cacho. Otra de las cualidades que se le pide a un buen líder es que cuide de su equipo, “Shackleton tuvo un cuidado maternal de nosotros” dijo Javier, finalizando con los 4 intentos de Shackleton hasta que pudo rescatar a sus hombres para regalarnos otra cualidad de un gran líder, “el líder nunca abandona a sus hombres”.  Aún hoy recuerdo ese SILENCIO en el Teatro Circo Price, donde no hay sinfonía más hermosa que la de nuestro propio silencio. Tenemos que penetrar en el mundo del silencio, pues nos han enseñado a leer y escribir, pero no a escuchar y a hablar. Escuchar es literalmente lo que nos hacer ser seres humanos. Siempre hago esta pregunta en mis cursos ¿Y si me hubieran enseñado a escucharme? En el silencio te llegan descubrimientos increíbles.

La tarde me llevó a un nuevo encuentro con Clemente Cebrián, uno de los emprendedores más destacados de nuestro país, cofundador de la marca de ropa y calzado El Ganso. Clemente nos llevó por el mundo de los errores, ese tema tabú en nuestro país y tan valorado al otro lado del charco en materia de emprendimiento, raíz de un curriculum. A años luz de la cultura del error, Clemente afirmó “parece que está mal hablar de los errores, pero hay que cometerlos para aprender”, reconociendo también que “de los errores aprendes pero… no hace falta cometer tantos”. Calzando botas húngaras, sus zapatillas anduvieron hasta España llenas de perseverancia e ilusión con un pedido en forma de camión que llegabas hasta las puertas de la casa de su madre. Cajas de zapatillas que coparon de ilusión el salón de casa, de ahí que Clemente dijese “hay que atreverse a preguntar cuando no sabes de algo” o como me decía mi abuelo, “Ignacio! mientras no cueste dinero, tú, pregunta”. A medida que el negocio crecía, dicha carrera de vértigo le hizo comprender a Clemente que “no intentes ir y crecer más rápido de lo que puedes manejar” o te la puedes pegar. Al tran tran queridos amigos! “Busca fortalezas en tus fracasos. Hay que saber reaccionar ante los problemas”, concluyó Clemente.

Cerró la tarde de ponencias, Rafael Mira, persona de brillante pasado tras su paso por Coca-Cola, McDonalds, McKinsey & Company, y el Banco Santander. Alejado del mundanal ruido, Rafael llegó a convertirse en CEO de Dontknow, una red social que te ayuda a tomar las decisiones importantes de tu vida. Según su creador se trata de un proyecto que tiene una Red Social + Conocimiento + Inteligencia Colectiva. Rafael comentó “trabajar no gusta a todos, si tienes que hacerlo, trabaja en lo que te gusta”. Desde su garaje también afirma que “emprender es buscarse la vida” y que ha llegado “el fin del trabajo fijo, más tarde o más temprano tendremos que emprender, por eso ahora los países más pobres tienen las tasas más altas”. En resumidas cuentas, “todos vamos a tener que emprender” y por ello invita a los jóvenes a intentarlo desde temprana edad, argumentando que “la universidad es el mejor entorno para emprender”. En un entorno de creatividad, me quedo con una de sus frases que dice así “la creatividad no es más que la posibilidad que tenemos todos de ir un paso más allá”.

El Ser Creativo, como siempre, nos lo pone a nuestro alcance.

Gracias! por hacerlo posible y por tan generosa apuesta.

Hasta pronto!

Ignacio Cañaveral