Mediación Empresarial Privada

La Mediación Empresarial privada es un instrumento para la resolución de conflictos en el contexto del negocio. El diálogo y la comprensión de los problemas entre las partes involucradas con la presencia de un tercero, son una solución eficaz de los nuevos sistemas alternativos de resolución de conflictos empresariales, la mediación, llegando incluso a convertirse en un instrumento complementario en la Administración Pública para los asuntos civiles y mercantiles.

La Mediación Empresarial privada destaca por su capacidad para dar soluciones prácticas, efectivas y rentables a determinados conflictos entre las partes implicadas en el conflicto. Configura un papel fundamental como alternativa al proceso judicial o a la vía arbitral, de los que se ha de deslindar con claridad. Evita procesos mayores que desgastan emocional y económicamente a las partes, y favorece alternativas frente a la solución judicial del conflicto.

En la Mediación Empresarial privada, la pieza esencial es el mediador, puesto que es quien ayuda a encontrar una solución dialogada y voluntariamente querida por las partes. En este sentido, la figura de un Asesor Externo con experiencia probada en Empresas Familiares, es indispensable para una intervención neutral que facilita la resolución del conflicto de una forma equitativa, permitiendo el mantenimiento de las relaciones subyacentes y conservando el control sobre el final del conflicto.

Resolver los conflictos empresariales de manera eficiente dependen en gran medida de la capacidad del mediador empresarial de diagnosticar y mediar en ellos. Es fundamental que este aporte experiencia previa en los factores que propician la aparición de conflictos y sus formas de solución.

La actividad de mediación empresarial privada se despliega en múltiples ámbitos profesionales y sociales, requiriendo habilidades que en muchos casos dependen de la propia naturaleza del conflicto. El mediador ha de tener, pues, una formación general que le permita desempeñar esa tarea y sobre todo ofrecer garantía inequívoca a las partes por la responsabilidad civil en que pudiese incurrir.

Por ello, mis clientes entienden el papel central para el buen desempeño de mis funciones como mediador y asesor externo en las relaciones con los miembros de la familia empresaria y de sus órganos de gobierno, de manera que en la voluntariedad y libre decisión de mis actos, les hago partícipe del siguiente compromiso a modo de Código de Conducta y en el que las partes respetamos la autonomía de voluntad, expresando en nuestros acuerdos las bases de mi relación con ellos en los siguientes términos:

  1. CONFIANZA
  2. VALORES Y ESPÍRITU FAMILIAR
  3. TRANSPARENCIA
  4. CONFIDENCIALIDAD
  5. RESPETO
  6. LIBERTAD DE PENSAMIENTO
  7. ESFUERZO Y DEDICACIÓN
  8. VISIÓN ESTRATÉGICA
  9. SENTIDO COMÚN
  10. EQUIDAD Y JUSTICIA MORAL

Entre los servicios que presto de mediación empresarial privada como alternativa judicial, cabe destacar:

  • La Negociación en el ámbito del negocio familiar: empresa, familia y patrimonio.
  • Mediación organizacional.
  • Desarrollo de competencias comunicativas.
  • La inteligencia emocional como competencia en la resolución de conflictos.