Introducción Método del Caso

El Método del Caso es una técnica de aprendizaje que tiene su origen en el segundo decenio del siglo XX en la Universidad de Harvard. El Método del Caso es el principal método de enseñanza que utilizan las Escuelas de Negocio para ayudar a los Directivos a adquirir las capacidades necesarias para ejercer con éxito su profesión.

El objetivo es dotar a los profesionales de herramientas para solucionar los problemas empresariales que le rodean, pudiendo incidir en aquellas que más interesen con un enfoque profesional y realista. Para ello se recrean en los casos problemas y contextos que podrá dominar y que sabrá solucionar o manejar con una mente experta y bien entrenada.

Método de aprendizaje en el que los participantes son guiados por el profesor a partir de diferentes tipos de contenidos y dinámicas de actualidad. El participante recibe descripción de situaciones reales ante las que se debe tomar una decisión. A partir del análisis, debe proponer distintas líneas de acción, escoger la más oportuna y diseñar un plan para su puesta en marcha con ayuda del profesor.

Los valores y principios que esta formación es capaz de transmitir trascienden del mero conocimiento teórico, pasando a formar un elenco de habilidades personales y sociales, herramientas de gestión y actitudes que la persona puede asumir y más tarde aplicar a cualquier caso real que se le presente, dentro o fuera del ejercicio de su profesión. El método del caso aporta a la persona experiencias vitales enriquecedoras y perdurables, como profesional experto, como miembro de un equipo empresarial, como líder de grupo, y, cómo no, como ser humano.

Origen y Filosofía del Método del Caso para Ignacio Cañaveral

Método del Caso en la Empresa Familiar

Método del Caso en la Empresa Familiar

Ignacio Cañaveral adquirió el aprendizaje de dicha metodología graduándose como Global Exceutive MBA a su paso por el IESE Business School, donde estudió más de 300 casos empresariales en Barcelona, Madrid, Shanghai y Silicon Valley. Entre los más conocidos: Hilton, Rafa Nadal, 3M, Scotch, Aldi, Apple, BMW, Boeing, Circo del Sol, Cisco, Coca-Cola, Dell, Ducati, El Bulli, Pryca, Ericsson, Everest, GE, Google, Inditex, Museo Guggenheim, HP, Iberia, KLM, Kodak, Lego, Logitech, Indo, Izar, Santander, Ferrovial, Jaguar, Marvel, Madona, Oracle, Philips, Pixar, Pokemon, Porsche, Puma, Real Madrid, Ryanair, Sony, PlayStation, Starbucks Coffe, Tata, Walt Disney Company, Nestlé, Volkswagen, WalMart, YouTube, y Zara entre otros.

Desde entonces, Ignacio Cañaveral apostó por la incorporación del Método del Caso en su actividad profesional como instrumento de INVESTIGACIÓN EDUCATIVA, DIVULGACIÓN CIENTÍFICA Y DIÁLOGO SOCIAL para el acompañamiento de la Sucesión y el Relevo generacional en la Empresa Familiar. Desde entonces, Ignacio Cañaveral dirigió todos sus esfuerzos de investigación en la elaboración de casos propios, entrevistando y colaborando con personas de éxito para identificar las claves en el desarrollo del Talento y el Capital Humano en los procesos de Sucesión y Relevo Generacional en la Empresa Familiar. El método del caso constituye la verdadera Pasión de Ignacio Cañaveral, impartiendo como Profesor dichos casos en formación “In-Company” a medida.

En los diferentes Casos encontrarás reflexiones de los años de trabajo e investigación de Ignacio Cañaveral. Inquietudes sobre aquellas cuestiones que desarrollo en su labor pedagógica orientada al mentoring ejecutivo. Se trata de un espacio de filosofía del liderazgo, de un camino recorrido y que comparte de este modo para que sirva de inspiración aquellas personas que deseen iniciarse o mejorar su desempeño profesional y personal en su contexto empresarial.

La educación es el alma de la libertad, el aprendizaje el modo de llegar a ella, y la actitud la clave para el éxito.

¿En qué consiste el Método del Caso?

El Método del Caso consiste en enfrentarse a situaciones reales sobre las que aplicar los conocimientos adquiridos y aprender a tomar decisiones, emitir juicios y realizar valoraciones razonadas. Interactuar y adquirir práctica cercana a la realidad de un problema.

El Método del Caso es un método de aprendizaje basado en la participación activa, cooperativa y en el diálogo democrático de los participantes sobre una situación real.

El Método del Caso se caracteriza principalmente por:

  1. Carácter Activo:

La persona es la protagonista principal de su propia formación. No se limita a recibir determinados datos de interés sino que debe también proporcionarlos, extraerlos del caso, ser capaz de formularlos por sí mismo.

  1. Netamente Inductivo:

El conocimiento no se presenta a las personas para su asimilación, sino que debe invitárseles a distinguirlo, individualizarlo y expresarlo (verbalizarlo) a partir del estudio de un caso que está redactado con un contexto, una serie de datos reales y unas variables concretas en las que subyace el concepto que se busca enseñar.

  1. Sentido Cooperativo o Democrático:

Frente al estudio individual tradicional de una materia dada o la solitaria resolución de un problema, el caso debe ser analizado, comprendido, dialogado y exprimido hasta sus últimas consecuencias por el grupo de alumnos en formación, que debe tomar decisiones y llegar a valoraciones y conclusiones de forma mancomunada, consensuada, podría decirse parlamentaria.

  1. Realista o Práctico:

Los casos están inspirados en problemas reales, supuestos que ya se han dado con solución afortunada o errónea, personajes que realmente han sufrido los problemas descritos, han pasado o están pasando por las situaciones que se plantean. Esto evita diseñar procesos de formación alejados de la realidad para la cual, más adelante, los conocimientos adquiridos con este método serán necesarios.

¿Cómo se resuelve el Método del Caso? ¿Cómo es el proceso formativo?

Al afrontar una formación mediante casos debe presidir la idea de que lo importante no es solucionar el caso, no hay respuestas totalmente correctas ni totalmente incorrectas. Lo importante son los medios que se han usado para formularlas, el proceso seguido por los alumnos, la interacción en el seno de los grupos y las conclusiones y/o cambios en la actitud de los alumnos en su quehacer diario.

No todos los casos son iguales. Cada proceso de aprendizaje requiere de parámetros particulares que pueden no convenir en otros supuestos o contextos empresariales, destacando tres categorías de aprendizaje:

  1. Análisis Simple:

Consiste en una labor de disección del caso, detección de los puntos o hechos claves descritos en el mismo, formulación de variables según distintos puntos de vista en el contexto dado y discusión reflexiva de todo el grupo sobre su contenido. No se pide ni valoración individual o conjunta ni soluciones al supuesto planteado. La persona no tiene que solucionar ni valorar los hechos que ha analizado.

  1. Análisis y Resolución:

Consiste en el análisis anterior, pero el enfoque es, desde un principio diferente, porque se deben analizar, más que los hechos, los problemas o conflictos o situaciones descritas en el caso que requieren de medidas para ser solucionadas, y las conclusiones a que cada persona o cada grupo debe llegar, incluyen necesariamente las propuestas de resolución a los mismos.

  1. Análisis y Deducción:

En estos casos prima la lógica deductiva. La persona debe poner el acento en la selección de los principios, conocimientos o normas (que le vienen dados, generalmente) que deban aplicarse al problema que el caso plantea y que ya tiene analizado.

¿Qué beneficios tiene la formación mediante el Método del Caso?

Actualmente el uso del Método del Caso se aplica a multitud de disciplinas de ramas del conocimiento, constituyendo una herramienta muy útil para dotar a cualquier persona de habilidades prácticas que el estudio teórico no proporciona.

Es un paso más en el método clásico de aprendizaje mediante la resolución de problemas.

Se trata de un proceso más participativo, requiere mayor cohesión en y entre los grupos de trabajo y permite con ello dar el paso a nuevas habilidades y formas de trabajar muy apreciadas en el mundo laboral y empresarial.

Destaca el dinamismo de sus contenidos y su eficacia inmediata en el entorno de l apersona o profesional, puesto que un caso redactado ex profeso o seleccionado singularmente para un grupo de personas con situaciones previas análogas y necesidades formativas comunes, y aplicado con la debida organización viene a proporcionar herramientas de utilidad inmediata, palpable y aplicación práctica y real.

Otra ventaja consiste en su limitación y estructuración temporal: los casos se desarrollan sesiones segmentadas, con lo que se consigue un alto grado de eficacia en la formación en un tiempo reducido. No obstante, se requiere para este método de un mayor esfuerzo y dedicación por parte de la persona, por lo que la presencia o disponibilidad del alumno se condensa en un tiempo de formación de alto rendimiento.

Resaltar de nuevo cómo se entrelazan teoría y práctica durante la deliberación y tratamiento de los casos, y cómo se asienta el proceso formativo sobre la realidad de la práctica profesional que afrontan o afrontarán los participantes en el quehacer diario, dotándoles para ello de habilidades específicas, seguridad y aplomo en las decisiones, autodominio, autoestima, y experiencia.

También promueve una equilibrada mezcla entre el trabajo individual y el colectivo, implicación personal y trabajo en equipo, condiciones ambas presentes en mayor o menor medida en la inmensa mayoría de los puestos de trabajo a todos los niveles. Valores como la flexibilidad, asertividad, empatía, convergen con el compromiso personal, la reflexión y la interiorización de los valores y principios impartidos por el otro.