Recientemente hemos celebrado el día del Padre. Más allá de la anécdota del día señalado en el calendario para homenajear a nuestro progenitor, la verdadera trascendencia de un Padre reside en los 364 días restantes que hacen que ese día tan especial recobre la importancia de un gesto en forma de ‘regalo’ que devuelve un agradecimiento por los valores que se transmiten a diario a nuestros hijos.

En su artículo, Pau Gasol revela muchas de las claves que HACEN familia, que son un camino de SER y ESTAR en esta vida para darle a nuestro hijos nuestra mayor herencia como Padre, los valores de una educación consumada en hechos presentes, en experiencias compartidas, en el ejercicio de la ejemplaridad pasando el mayor tiempo posible al lado de nuestros hijos. Acompañándolos en sus sueños, en su realizaciones como individuos, porque HACER familia es SER Padre, es convivir con las experiencias que nos han traído hasta aquí, porque no hay mayor patrimonio para la humanidad que el legado de una educación en valores. Y aunque alguno le suene a rancio, los años dictan sentencia sobre una verdad que hace juicio del camino transitado. Y esa única verdad es el AMOR. Brillante el artículo de #PauGasol. Me llevo textualmente:

1. “Siguiendo y animando a mi padre en aquellas pistas de cemento… me inyectó una ilusión que solo un padre, o madre, te puede transmitir.”

2. “Cuando empecé a jugar en mi primer equipo,… mis padres fueron mi gran apoyo. No faltaban a ningún partido.”

3. “A medida que avanzo en mi camino y continúo acumulando experiencias, cada vez soy más consciente del papel esencial de los padres en la transmisión de los valores y el desarrollo de las capacidades de hijos e hijas, de tal forma que establezcan las bases de sus vidas y así poder alcanzar su pleno potencial.”

4. “Los miembros de mi familia fueron los primeros en creer en mí… ; pero más importante aún, la persona que soy.”

5. “Mi familia ha sido mi verdadero referente. Ellos son quienes, en todo momento, me han animado a dar lo mejor de mí. Cada día me siento muy afortunado de contar con una familia que me ha apoyado en todo momento. Sé que siempre van a estar ahí si los necesito y yo estaré ahí con y por ellos.”

No sé si serán los años o si será la evolución; o quizás la “R”evolución, pero de lo que estoy seguro es del rol que cada uno debe asumir en esta herencia compartida, y es la “R” de RESPONSABILIDAD de nuestra implicación como Padres en la sociedad de nuestros hijos, porque la familia HACE sociedad. Tenemos la Responsabilidad de generar esos hábitos y actitudes que contengan el antídoto de la Epidemia de la “MALA EDUCACIÓN”.

Los que somos Padres, somos Familia, somos consciencia de nuestros hijos. Somos su faro, su espejo y sus hábitos. Somos el cultivo de sus referentes en el futuro. Somos HIJOS.

Los valores que construye una Empresa Familiar se cultivan en la Familia.

Fuente: Artículo en Expansión por Pau Gasol

 

Fuente vídeo: Entrevista a Pau Gasol por Juan T. Delgado